Restauración artesanal de dorados 

Espejos, retablos, consolas, marcos, sillones... A lo largo de la historia, el oro ha recubierto infinidad de piezas con el fin de realzar su belleza y así transmitir la posición social de su dueño.

IMG_7855.JPG
El oro pervive a lo largo de los siglos, pero las láminas que recubren los objetos son demasiado finas y debido a la fricción producida por limpiezas inadecuadas, golpes o una conservación inadecuada, éstas puedes desgastarse dejando a la vista el bol (base generalmente rojiza de óxido de hierro sobre la que se asienta la lámina de pan de oro), o incluso sufrir daños mayores al fracturarse el estuco (base de todo trabajo de dorado).

IMG1302.jpg

La restauración de dorados ha consistido durante muchos años en cubrir la pieza a base de pinturas doradas, comunmente llamadas purpurinas, o redorar por completo la pieza. Ninguna de estas prácticas puede considerarse una correcta restauración. 

En Restaurata limpiamos las superficies, llegando a los estratos originales, y a partir de ahí, usando criterios apropiados para cada caso, reconstruimos las partes dañadas o bien optamos por una restauración arqueológica, en la que lo que prima es la mínima intervención, garantizando la estabilidad de la obra, y que los daños no vayan a más.

Información de contacto

 Utiliza el formulario para una respuesta rápida
  • Tfno. 637-524-886
  • E-mail. evag@restaurata.info

Formulario de contacto

Todos los campos son requeridos

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos